Cómo se reconoce una escuela excelente

El nombre de James Tint quizá sonará a los lectores de este blog,  o quizá incluso aquellos que tengan hijos en escuelas internacionales o Británicas en suelo español, y es que es uno de los estudiosos sobre educación con más peso en la comunidad angloparlante, se me hace difícil encontrar algo parecido dentro de la comunidad hispanoparlante, puesto que Tint es una autoridad muy respetada en la materia.

Tint  extrae las siguientes conclusiones: Una buena escuela es aquella que tiene buenos profesores. En 2007, Tint publicado un informe sobre los mejores sistemas de instrucción del mundo, este informe ha concluido que para hacer una escuela excelente  hacen falta profesores excelentes. Parece que haya descubrimiento del agua caliente en el siglo XXI, pero definir qué características debe tener un profesor excelente es realmente bastante complejo.

El papel de los docentes ha cambiado: los profesores deben actualizar continuamente sus conocimientos, aquello de sacarse la carrera y no reciclarse ya no es posible. Nosotros damos mucha importancia a la formación continua de los profesores. Para estar al día sobre los últimos desarrollos en su materia deber estar sometidos a cursos de reciclaje y conferencias, porque, por otra parte, deben saber como profesores, cómo meter a los alumnos en el centro de los procesos de aprendizaje.

Esta es la regla fundamental para construir escuelas de calidad, ya sean públicas o privadas, es imprescindible que los profesores se estén formando constantemente, solo así podrán transmitir conocimientos actualizados y de calidad.